Los anfibios del Paisaje Protegido

Etimológicamente, la palabra “anfibio” proviene del griego amphi, que significa “ambos”, y bio, que quiere decir “vida”. Así pues, son animales con doble vida: un primer estado acuático, durante el desarrollo embrionario y la fase larvaria en forma de renacuajo, y un segundo estado principalmente terrestre, tras la metamorfosis, que corresponde a la fase subadulta y adulta. En la actualidad, existen 3 órdenes dentro de la clase Amphibia: cecilias (anfibios desprovistos de extremidades, de costumbres subterráneas y que viven exclusivamente en selvas tropicales), urodelos (anfibios con cola en estado adulto, como las salamandras o los tritones) y anuros (anfibios sin cola en estado adulto, como ranas y sapos). Por razones biogeográficas, en el Paisaje Protegido Serra del Maigmó y Serra del Sit sólo están representados los anuros, con un total de 6 especies diferentes de las 8 presentes en la Comunitat Valenciana: sapo común, sapo corredor, sapo partero, sapo de espuelas, sapillo moteado y rana verde.

Una de las mayores particularidades de los anfibios es que poseen tres superficies respiratorias: los pulmones, presentes en los adultos, las branquias, funcionales en los renacuajos, y la piel, a través de la cuál realizan intercambios gaseosos tanto dentro como fuera del agua. Además, presentan un claro dimorfismo sexual. Las hembras suelen ser de mayor tamaño que los machos y éstos poseen sacos vocales y callosidades nupciales con las que se aferran a las hembras durante el amplexo. Su reducido tamaño los convierte en presas fáciles para muchos otros vertebrados. En estado larvario, son víctimas de larvas de libélula, de escarabajos acuáticos, de peces, tortugas y serpientes y, en estado adulto, de una gran variedad de aves y mamíferos carnívoros.

Ante esta circunstancia, han desarrollado varios mecanismos de defensa entre los que destacan: el mimetismo, la secreción a través de glándulas de sustancias alcaloides con funciones tóxicas o resbaladizas para dificultar su captura o las conductas intimidatorias para parecer más peligrosos, como el hinchamiento que se produce en los sapos comunes. Además, la mayoría desarrollan su actividad durante la noche o el crepúsculo para pasar más desapercibidos.

ORDEN ANURA (ranas y sapos)

Rana común

Sapillo moteado

Sapo común

Sapo corredor

Sapo partero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y también: Sapo de espuelas (Pelobates cultripes)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: ¡Contenido protegido!