Herrerillo capuchino (Parus cristatus)

El herrerillo capuchino y su inconfundible cresta. Foto de Néstor Rico.

VÍDEOSFOTOGRAFÍAS

El carbonero garrapinos suele ocupar el segundo estrato en altura del árbol, maniobrando con soltura entre el dosel arbóreo, y bajo él, el herrerillo capuchino. Aún así, son dos especies  polivalentes y se suelen adaptar a las zonas con más recursos alimenticios.

Este curioso fenómeno se denomina zonificación vertical y es un claro ejemplo de cómo cada pájaro se desenvuelve y compite mejor en una determinada zona adaptada a su peso, tamaño y forma. Además, si a esto le añadimos que cada especie está especializada en la captura de diferentes insectos, comprenderemos la causa de que puedan compartir una misma área.

A la hora de descansar, y como el resto de los páridos, el herrerillo capuchino utiliza las cavidades de árboles que suelen cerrar para protegerse de las corrientes de aire y evitar la pérdida de calor corporal.

La existencia del herrerillo común en el Paisaje Protegido no se ha podido confirmar todavía pero su presencia en la cercana Font Roja desde 2004 y la instalación de cajas nido en varias localizaciones de la Serra del Maigmó y de L’Avaiol hacen pensar que próximamente aparecerán en este territorio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: ¡Contenido protegido!