Eslizón ibérico (Chalcides bedriagai)

El eslizón ibérico, uno de los ofidios del Paisaje Protegido. Fotografía: Brigada del Paisaje Protegido.

La familia está representada por una única especie, el eslizón ibérico, éndemico de la Península Ibérica, de ahí su nombre. Alcanza aproximadamente 15 cm de longitud y es de color grisáceo con unas franjas oscuras en los flancos. Al igual que las lagartijas, puede desprenderse de la cola como estrategia de defensa.

A diferencia de las lagartijas y culebras, es una especie ovovivípara, es decir, que sus huevos permanecen dentro de la hembra y, tras dos meses de gestación, eclosionan alumbrando de 1 a 6 crías. Su alimentación es exclusivamente carnívora, basada en invertebrados, como escarabajos, chinches, arañas, grillos, saltamontes, cochinillas e isópodos.

Dados sus hábitos subterráneos y su costumbre de esconderse bajo piedras como estrategia termorreguladora, es una especie bastante difícil de ver.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: ¡Contenido protegido!