Culebra lisa meridional (Coronella girondica)

Como tantas otras especies, la culebra lisa meridional está amenazada por la pérdida de hábitat. Fotografía de Inma García.

FOTOGRAFÍAS – VÍDEO

Se trata de una culebra pequeña, de apenas 75 cm de longitud, de cuerpo largo y delgado y coloración grisácea con bandas transversales inclinadas de color oscuro. Otra característica que ayuda en la identificación es su antifaz, es decir, una línea que va desde el extremo anterior del hocico hasta el final de la boca pasando por el ojo. Su vientre es amarillo o rojizo con manchas negruzcas.

Su actividad es máxima durante el crepúsculo aunque también permanecen activas de día y de noche. Habita en terrenos preferentemente soleados y pedregosos con abundancia de matorral. A menudo frecuenta charcas donde, gracias a su habilidad nadadora, captura un gran número de renacuajos. Durante el día suele refugiarse bajo piedras.

No suele ser agresiva. Entre sus enemigos naturales destacan el águila real y culebrera, el busardo ratonero, las culebras bastarda y escalera y la víbora.

Se alimenta principalmente de lagartijas, salamanquesas, eslizones, micromamíferos, anfibios y artrópodos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: ¡Contenido protegido!